El orfanato de Kenia avanza.

Los adobes anteriormente acopiados en el suelo por la certeza de no tener riesgo de lluvia que los pudieran destrozar empiezan a conformar el edificio que permitirá albergar a unas 20 personas más. Así como servir de edificio de recepción-oficina.



Mediante una hoja de un pie, estudiada para asegurar un buen acondicionamiento térmico interior (con la climatología tan constante de Kenia) y servir de elemento de carga a la futura cubierta.



Los adobes se hicieron en el suelo, de la parcela, y aunque se buscó en todo momento las zonas de mayor planeidad, no siempre se consiguieron, por lo que la cara inferior de algunos adobes quedó conformada al secar por la orografia del terreno, dándole una cierta curvatura a una de las testas.

Por ello, la construcción utiliza una junta gruesa que permite regularizar las hiladas.





 

Blogger news

Blogroll

About